Este pasado 28 de Julio se ha celebrado el Día Mundial contra la hepatitis. La hepatitis es una inflamación del hígado que puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado. La hepatitis viral es una inflamación del hígado causada por uno de los cinco virus de la hepatitis, llamados tipo A, B, C, D y E.

En el Día Mundial contra la Hepatitis, se pretende concienciar e impulsar iniciativas para impulsar una estrategia Mundial para eliminar esta enfermedad.

Estos son los mensajes clave de la OMS sobre el Día Mundial contra la Hepatitis:

  • 11 países concentran casi el 50% de la carga mundial de hepatitis crónicas: Brasil, China, Egipto, India, Indonesia, Mongolia, Myanmar, Nigeria, Pakistán, Uganda, Viet Nam.
  • Hay 257 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B.
  • La hepatitis vírica causó 1,34 millones de muertes en 2015, una cifra comparable a la de las muertes por tuberculosis y superior a la de las muertes por VIH. Las muertes por hepatitis van en aumento.
  • Los antivíricos pueden curar más del 95% de los casos de infección por el virus de la hepatitis C.
  • Las hepatitis víricas constituyen un importante problema mundial de salud y exigen una respuesta urgente.
  • Muy pocas de las personas infectadas tuvieron acceso a pruebas y tratamiento, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos.

Según la OMS conseguir eliminar las hepatitis en 2030 no es un objetivo excesivamente ambicioso; los informes de 28 países con una elevada carga de la enfermedad alientan el optimismo.