Los latinos son pioneros en hábitos de consumo digital gracias a los dispositivos móviles, que ponen todo a su alcance en un solo clic.

 Esto incide no solo en sus hábitos de consumo, que ahora son básicamente digitales, sino también en sus relaciones personales a través de las redes sociales.

1 Plataformas

La empresa de investigación Comscore realizó estudios a comienzos de 2017 que revelaban la creciente tendencia del uso de dispositivos móviles en América Latina, en especial de los smatphones y las tablets. Un dato interesante es que el horario tiene una relación directa en el tipo de dispositivo utilizado, siendo la mañana el momento preferido para usar los smartphones, el ordenador por la tarde y la tablet en horario nocturno.

2 Aplicaciones

El uso de aplicaciones como WhatsApp Messenger, Facebook, Google Play y Google Search, así como YouTube, ocupa hasta el 90% de las conexiones a través de smartphones.

3 Videos online

El latino disfruta los videos online. En México, por ejemplo, considerado el segundo mercado digital en América Latina; estudios realizados acerca del consumo de videos online evidencian un crecimiento de 111% entre 2013 y 2014.

La misma tendencia al alza se evidenció en Colombia, para la fecha de dicho estudio realizado por la consultora Comscore, con un crecimiento de 39% en los hábitos de consumo digital de videos.

4 Enganchados a Facebook

Facebook es la red social reina que les permite ponerse al día con lo que han hecho familiares y amigos. Esta red engancha tanto a adultos que la manejan con relativa facilidad, como a los millennials, que no tienen ninguna dificultad.

Según un estudios de la consultora FindaSense, Facebook es la red social que revisan todos los jóvenes latinos cada noche antes de acostarse.

5 La banca electrónica gana seguidores

Las ventajas de la banca electrónica han llegado a los ciudadanos latinos comprenidos entre los 30 y 50 años. Han cambiado sus hábitos de consumo tradicionales por los digitales, pues esto les permite tener más tiempo libre: ir a la ventanilla del banco o hacer gestiones en la oficina han pasado a la historia. Entre las opciones más utilizadas se encuentran: el pago y servicio de las tarjetas de crédito, el control de saldos y las transferencias