Una investigación asegura que los mayores de 40 años disminuyen su rendimiento laboral con las jornadas más amplias.

Los expertos del Instituto de Investigación Económica y Social Aplicada de Melbourne (Australia), han publicado un estudio titulado “The Effect of Working Hours on Cognitive Ability”. Dicho estudio analizó a 3.500 mujeres y 3.000 hombres de 40 años y obtuvo unos resultados muy interesantes.

Liderado por el académico Colin McKenzie, el informe manifiesta que los mayores de 40 años alcanzarían su mayor rendimiento si trabajasen tres días a la semana. Llevar una carga laboral muy pesada después de esta edad, es perjudicial para la salud.

El grupo de Melbourne comparó el número de horas trabajadas con pruebas psicológicas que miden la memoria y la concentración a corto plazo. Si bien es cierto que el trabajo estimula la actividad cerebral y aumenta el rendimiento psicológico, una larga jornada laboral provoca un impacto negativo, pudiendo causar fatiga y estrés, dañando así algunas funciones cognitivas.

El informe concluyó que las personas que pasan más de 55 horas a la semana en sus lugares de trabajo, tienen un rendimiento menos eficiente. Mientras que los que trabajan 25 horas obtienen mejores puntuaciones.

En un momento en que se habla tanto acerca de las jubilaciones y los paises están pensando en alargar la vida labora, el informe adquiere relevancia pues se están haciendo trabajar más horas a individuos que cada vez tienen menos rendimiento si su jornada es muy extensa.

El autor del estudio, en declaraciones al diario británico The Times, manifestó: “Ciertamente, las profesiones que implican trabajar mucho tiempo bajo estrés, en áreas competitivas y exigentes generalmente dañan la salud”

Ya que mucho de nosotros estamos obligados a trabajar más allá de los 40, es muy necesario buscar el equilibrio y tomar periodos de vacaciones relajantes y extender el tiempo de inactividad, todo ello para cuidar de nuestra salud.