¿Sabías que hoy, 3 de Agosto, es el día Internacional de la Cerveza?

¡España es un país cervecero, así lo demuestran los datos! Según el informe socioeconómico elaborado por la Asociación de cerveceros de España, en 2017 el consumo de cerveza continuó creciendo. Hay varios factores que influyeron en este crecimiento:

  • El auge del turismo en España
  • La climatología – la temperatura superó en 1,6 grados la habitual
  • La consolidación de la recuperación económica, con su consecuente mejora del consumo
  • La estabilidad fiscal

Aún así, el consumo de la cerveza en nuestro país es moderado y responsable, y tiene uno de los consumos per cápita más bajos de la unión europea.

La hostelería es el principal canal del consumo en España. Estas son algunas de las claves de esta bebida en el sector:

  • El consumo de cerveza en el canal hostelero representa un 63% del total
  • La cerveza es la bebida fría más consumida en este canal, con un 37,4% del total de bebidas
  • El 94% del consumo en hostelería se da en contexto social (amigos/as, familia, pareja, compañeros/as de trabajo…)
  • Su consumo mayoritario es durante la tarde y el aperitivo, hecho que impulsa el consumo de alimentos de acompañamiento, reforzando el binomio cerveza-tapa tan consolidado en nuestro país.
  • En el último año el consumo entre mujeres ha aumentado un 12%.

Líderes en la cerveza sin alcohol:

  • España es líder a nivel Europeo de la cerveza sin alcohol, tanto en producción como en consumo
  • La cerveza sin alcohol representa un 14,7% del total de litros consumidos de cerveza
  • En 2017, el consumo de esta variedad en hostelería representó un 12,1% del total
  • El 90% de los que consumen “sin” también son consumidores de cerveza con alcohol
  • Cada vez se lanzan al mercado más productos encuadrados en este segmento de baja graduación o mezclas

El consumo de esta bebida en España se hace de forma responsable, buscando su sabor y propiedades, más que no su graduación alcohólica que es baja en esta bebida, en torno a los 4,5 grados.  La cerveza, junto al vino, es la única bebida con contenido alcohólico que es considerada alimento.

La OMS defiende que para reducir el consumo abusivo de alcohol y los perjuicios que se derivan de él, deben promocionarse las bebidas de bajo contenido alcohólico, poniendo el ejemplo de Rusia, donde se está promoviendo el consumo de cerveza frente al Vodka, de alta graduación alcohólica.

Asimismo, la Comisión Europea, ha propuesto la aplicación de un tipo reducido de impuesto a la cerveza de baja graduación con el objetivo de reducir la ingesta de alcohol en Europa.

A todo esto, ¿apetece una cervecita? 😉

¡Salud!🍻